Un año más una de las grandes preocupaciones de los centros de día de Oviedo son las estaciones y épocas del año en las que son frecuentes las enfermedades contagiosas como la gripe. Desde que comenzó el año, Asturias está sufriendo una gran cantidad de contagios por esta enfermedad vírica. Algo que ha llevado a contemplar a las autoridades un refuerzo de personal en hospitales y centros médicos dado que, en tan solo la primera semana de enero, el Principado ha registrado un total de 65 ingresos hospitalarios con motivo de este cuadro vírico.

 

La gripe en los centros de día de Oviedo

Desde el centro de día Güelinos, queremos animar a todos nuestros mayores y familiares a acudir a los centros médicos de cabecera para que puedan ser vacunados de la gripe y, de esta manera, ayudarles a que no sean tan propensos a contraer una enfermedad tan común y que puede llegar a resultar ser muy peligrosa dependiendo del estado de salud general de los güelinos y güelinas.

Por otro lado, es muy importante que se tenga en cuenta el factor de contagio. La gripe es una enfermedad vírica, es decir, un virus es el causante de que las personas puedan enfermar. Además, es un virus que se contrae por vira respiratoria, por lo que es muy complicado evitar el contagio si se está cerca o en compañía de alguien que haya contraído el virus. Por tanto, como ya se sabe, acudir a colegios, guarderías, centros de día, centros de trabajo, con síntomas de gripe (en este caso) puede conllevar a que otras personas que estén sanas terminen contrayendo el virus.

 

Las vacunas, el gran método que consigue ayudar a la prevención de contagio

Según informa el periódico regional de El Comercio En el 75 por ciento de los ingresos y en el 67 por ciento de los casos graves que presentaban algún factor de riesgo, las personas afectadas no se habían vacunado. El Servicio de Salud del Principado (Sespa) indica que, aunque la campaña de inmunización contra este virus finalizó el 31 de diciembre, los centros de salud disponen de vacunas para los usuarios.

Este año las vacunas presentaban varias novedades, y es que por primera vez el Principado distribuía tres tipos diferentes de vacunas:

  • la trivalente reforzada, para los mayores de 65 años;
  • la tetravalente clásica, para los grupos de riesgo entre los seis meses y los 64 años,
  • y finalmente la tretravalente celular, una vacuna que se ha autorizado en España este año por pirmera vez, que está indicada para gestantes y personas con alergias graves al huevo y a los antibióticos.

 

Otros consejos para prevenir la gripe

En ocasiones, estar vacunado para prevenir el contagio de la gripe no es suficiente medida para no contraerla: las bajas temperaturas, las bajas defensas del cuerpo, etc. pueden ayudar al virus a “adentrar” en nuestro organismo. Por ello, os vamos a facilitar algunos consejos caseros que podemos hacer nosotros solos, sin ningún tipo de coste:

  • Cuida tu higiene. Puede que parezca un consejo extraño, pero unas manos limpias, una boca sana, etc. puede ayudar en gran medida a disminuir el riesgo de contagio.
  • Usa pañuelos desechables. Muchas personas, cuando comienzan a ponerse enfermas, o por costumbre,  utilizan la mano para estornudar, o utilizan pañuelos de tela.  Si en vez de utilizar nuestras extremidades (con las que no paramos de tocarnos la cara o de tocar a otras personas) o pañuelos de papel, que no permiten la eliminación de gérmenes, sino su acumulación, empleamos desechables, podemos también evitar nuestro propio contagio así como el de otras personas que están a nuestro alrededor.
  • Ventilar las habitaciones. Este consejo es muy sencillo de llevar a cabo y muy efectivo. Abrir las ventanas para renovar el aire es un hábito doméstico muy saludable.
  • Ten una buena alimentación. Esta frase la hemos escuchado miles de veces. Tener una dieta sana y equilibrada ayudará a nuestro organismo a verse reforzado y tener defensas suficientes para combatir posibles futuras enfermedades.
  • Ten una rutina de ejercicio. Hacer habitualmente deporte y ejercicio físico ayuda a reforzar el sistema inmunitario, puesto que el deporte incrementa los sistemas de adaptación del organismo al esfuerzo y uno de ellos es el aumento de las defensas.
  • Descansa. Intenta tener un hábito de sueño estable para poder darle un descanso a tu organismo y a tu cuerpo. Los médicos establecen que el descanso de una persona adulta debe establecerse en dormir una media de 7-8 horas diarias.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura. Estar en casa con calefacciones muy altas, o en establecimientos que tengan puesto muy fuerte el aire acondicionado, para salir y encontrarte con diferencias de temperatura muy fuertes, pueden provocar sudoraciones que, junto con el frío del invierno y otoño, se convierten en la combinación perfecta para atraer la gripe.