La época del año que rodea la Navidad, es una etapa para dedicarla a nuestros familiares y amigos, disfrutando con ellos y creando recuerdos inolvidables.

Una de las premisas básicas en nuestro centro de día Güelinos, en Oviedo, es que nuestros usuarios se sientan arropados y acompañados por nuestros profesionales. Por ello, como cada año en Navidad, hemos organizado una serie de actividades en el centro para que nuestros usuarios vivan la ilusión y magia tan presentes en estas fechas. 

Hace unos días, contamos con la visita de alumnos del Colegio Santa Teresa de Jesús, de Oviedo que nos acompañaron cantando algunos villancicos tradicionales, llenando las instalaciones de espíritu navideño. Estos encuentros intergeneracionales resultan muy positivos para ambas partes ya que, por un lado, los alumnos conocen a personas de edades avanzadas, comparten tiempo con ellos y reflexionan sobre el papel de nuestros mayores en la sociedad. Por otro lado, nuestros usuarios comparten tiempo con estos jóvenes, y se sienten valorados e ilusionados. 

Además de esta visita, hemos puesto en marcha una serie de actividades como creación de tarjetas de fieltro, mediante las cuales ejercitan sus habilidades de motricidad fina, exploran su creatividad, se sienten capaces de llevar a cabo tareas de utilidad y contribuye a su socialización entre otros beneficios. 

 

También decoramos el árbol de Navidad para darle un toque de color al centro y que nuestros guelinos y guelinas se sientan como en casa.

                                       

En definitiva, el centro de día Guelinos, en Oviedo, no es sólo un lugar en el que pasan el día nuestros usuarios hasta la hora de volver a casa sino que cuidamos cada detalle para que disfruten el tiempo en nuestras instalaciones, se impliquen con el resto de usuarios y se sientan parte de la familia que integra el equipo de Guelinos.

 

¡Feliz Navidad a todos!